Funcionaria civil y madre de dos hijas denunció que Gendarmería en la Región de Los Lagos lleva dos meses sin pagarle el sueldo.

1032
0

Después de dos meses sin recibir su sueldo como Profesional Civil de Gendarmeria de Chile producto de una rebelde enfermedad, Nathalie Maragaño Muñoz, Ingeniero en Alimentos, decidió hacer pública su dramática historia, para intentar sensibilizar a las autoridades competentes y así recibir sus remuneraciones atrasadas, ya que en estos momentos peligra la educación de sus dos hijas y hasta su propio sustento.

A través de una carta explicó la congojada madre, que el día 02 de Diciembre de 2015, fui notificada por parte de RR.HH de Gendarmería que mi contrato terminaba el 31 de diciembre, por no tener una salud compatible con mi cargo de Ingeniero en Alimentos.

“Apelé vía correo a todas las jefaturas de la Región, que sabían mi mala condición de salud que tenía en ese momento, pero no recibí ninguna respuesta de nadie. Me puse en contacto con el sindicato de civiles ADIPTGEN, quieres apelaron frente al Director Nacional, mi caso como otros civiles que también fueron desvinculados. El 16 de Diciembre 2015, fui notificada vía correo electrónico que mi contrato sería ampliado hasta el 31 de Marzo 2016 porque fue considerada mi tramite de jubilación anticipada”, relató.

Nathalie confiada de lo informado, asumío compromisos económicos porque el costo del tratamiento es muy caro, confiada de contar con el sueldo de enero 2016. Sin embargo, al llegar la fecha de pago no recibió la remuneración y comenzó a llamar a RR.HH de Gendarmería y al sindicato sin recibir respuestas.

“Al verme tan afectada, me dirigí a la Inspección de Trabajo porque además Gendarmería no quiso recibir mi licencia médica porque existía esta situación irregular. En la Inspección de Trabajo me dijeron que ellos no podían hacer nada porque ambas eran instituciones públicas y ellos no podrían sancionar a Gendarmería. Luego me dirigí a la Contraloría General donde se supone tiene toda la facultad para sancionar a Gendarmería, pero me dijeron que ellos sólo podían pedir una investigación sobre lo sucedido…así de simple”, denunció.

En la misiva, la mujer aseveró que concurrió a la Defensoría Laboral, “contando nuevamente mi tragedia y la abogada que me atendió me dejó en claro que no hay nada que sancionar, porque el no pago de sueldos ( que ya eran el de enero y febrero) no era motivo de sanción. Desesperada porque en ninguna institución pública me ayudaron y yo siendo el único sustento de mi casa y viendo las necesidades que estaban pasando mis 2 hijas de 16 y 9 años respectivamente, me puse en contacto con los parlamentarios de la zona y sólo recibí una respuesta de la secretaria del senador Rabindranath Quinteros”.

Maragaño denunció que con el no pago de sus remuneraciones ha sufrido varios inconvenientes que muchas familias deben sobrellevar en estas circunstancias “la primera grave consecuencia fue que no he podido pagar los gastos básicos de mi casa, desde el arriendo hasta la comida, teniendo que endeudarme demasiado para sobrevivir estos 2 meses, dependiendo de mi madre de 76 años que sólo recibe 180 mil pesos y con eso hemos tenido que hacer milagros”.

Continuó que hasta el 28 de Febrero, sus hijas no tienen colegio por no poder pagar matricula, ni tienen uniforme, ni útiles de colegio, sumado al empeoramiento de su salud, por lo que incluso fue necesario hospitalizarse por todo lo vivido con un cáncer y tumores contra los que debe lidiar.

Finalmente la acongojada mujer señaló que toda esta grave situación es por la irresponsabilidad de Gendarmería, que no ha considerado su grave situación de salud y la condición de proveedora de hogar, al vulnerar sus derechos como trabajador contratado, al demostrar una falta de humanidad y empatía con uno de sus funcionarios que siempre tuvo las mejores calificaciones mientras realizó sus funciones.

Desde Gendarmería se informó que se analiza la situación y se está a la espera de una resolución del nivel central.

 

 

 

 

SHARE
Comentarios