Dramático relato de madre que habría asesinado a su pequeño hijo en Puerto Montt: “Teníamos que parar de sufrir”

Por: Nicolás Montalva

1344
0

 

Estas palabras conforman las primeras declaraciones que entregó Jessica Aros Gallardo de 19 años imputada por el delito de parricidio en contra de su pequeño hijo Tomás, de 2 años 11 meses ocurrido el jueves recién pasado en la población Manuel Rodríguez de Puerto Montt, al momento del ingreso de carabineros y personal del SAMU al lugar del crimen

La jornada comenzó temprano en el centro penitenciario de Alto Bonito, lugar en el que, por seguridad, se realizó la audiencia de formalización de cargos encabezada por la Magistrado Marcela Araya, quien luego de escuchar los antecedentes del lamentable crimen por parte de la fiscal Ana María Agüero decretó la prisión preventiva por un plazo de cinco meses, mientras dure el proceso investigativo, dado que su figura representa un peligro para la seguridad de la sociedad.

La fiscal Ana María Agüero relató que la defensa de la imputada detalló que la joven madre padecía de depresión sin embargo no existen reportes clínicos que puedan corroborar dicho atenuante por lo que eran necesarios más peritajes para conocer con certeza si la mujer sabía lo que hacía y recién ahí ver si es o no imputable.

Según explicó la defensora de la imputada, Milena Galleguillos, en el plazo otorgado para la investigación se someterá a Jessica Aros Gallardo a nuevos éxamenes psicológicos, añadiendo que según datos de la carpeta investigativa, la joven de 19 años, habría sido victima de abusos reiterados en la ciudad de Coyhaique, las que al margen, no tendrían relación con el nacimiento del pequeño Tomás.

“Jessica tiene un historial sicológico, ha sido desde muy pequeña tratada con sicológos, antecedentes que no están en la carpeta fiscal, como defensa tendremos que recabar todos esos antecedentes y aportar pruebas que den cuenta de lo que estamos relatando y lo que dijimos hoy en la audiencia. En la carpeta hay antecedentes, la abuela señala que Jessica le pedía ayuda y decía que lo que estaba viviendo en su casa era un infierno”, explicó la abogada defensora Galleguillos

En el proceso de la autopsia del cuerpo del pequeño Tomás, se logró establecer que la muerte se debió a un síndrome de sofocación generado por bolsas de plástico, la que anudó a su cuello y puso sobre la cabeza, según establecieron los análisis realizados por la médico perito del LABOCAR, Vivian Bustos, lo que corresponde a una muerte por estrangulación.

Dentro de los cinco meses, otorgados para la realización de la investigación, Jessica Aros, permanecerá en el Centro de Salud del recinto penitenciario de alto bonito, mientras que el cuerpo del pequeño Tomás debería ser entregado en las próximas horas desde el Servicio Médico Legal de Puerto Montt

SHARE
Comentarios