Corte Suprema absolvió a universitaria que denunció a ex funcionario de la fiscalía por abuso sexual

118
0

La Corte Suprema acogió el recurso de nulidad deducido en contra de la sentencia dictada por el Tribunal de Juicio Oral de Puerto Montt, que condenó a la recurrente a la pena de 3 años y un día de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada, y el pago de una multa de 1 UTM, en calidad de autora del delito consumado de denuncia calumniosa: Ilícito cometido en febrero de 2016.

En fallo unánime (causa rol 31.572-2018), la Segunda Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama, Rodrigo Biel y el abogado (i) Edgardo Pallavicini– anuló el fallo y el juicio oral impugnados y, en sentencia de reemplazo, decretó la absolución de la acusada. 

“(…) que el hecho que se ha tenido por establecido en el razonamiento décimo tercero de la sentencia que se revisa, no es constitutivo del delito tipificado en el artículo 211 del Código Penal, puesto que la sola circunstancia de haber sido puesta en conocimiento de la policía una relación sexual cuyas características y circunstancias no se precisan, no representa una denuncia por violación (…)”, establece el fallo.

La resolución agrega que: “(…) en la especie ninguna de estas tres situaciones de coacción -tenida por falsa- ejercida para yacer con otra persona aparece sostenida en la denuncia efectuada por doña Francisca Andrea Díaz Williams, lo que acarrea como consecuencia, que no existió una denuncia calumniosa de ese específico delito”.

“(…) de acuerdo al artículo 340 del Código Procesal Penal nadie puede ser condenado por delito, sino cuando el tribunal que lo juzgare adquiriere, más allá de toda duda razonable, la convicción de que realmente se hubiere cometido el hecho punible objeto de la acusación y que en él hubiere correspondido a la acusada una participación culpable y penada por la ley (…)”, concluye el fallo.

Gabriel Zaliasnik, abogado que tomó el caso, dijo a La Tercera PM que ” aquí se intentó usar el proceso penal para amedrentar a Francisca poniendo en duda su testimonio de haber sufrido una agresión sexual.”

El profesional añadió que la gravedad de la condena trasciende en que a futuro, las mujeres violentadas temerían declarar ante el Ministerio Público por el riesgo a verse expuestas a una condena por supuesta acusación calumniosa.

Finalmente el abogado señaló que se trata de una sentencia absolutoria inédita, advirtiendo que el Tribunal Oral de Puerto Montt transformó erradamente el caso en un juicio público a la credibilidad de la joven y no un juicio en relación al contenido de su declaración.

SHARE
Comentarios