Puerto Montt: Concejala Muñoz criticó a su par RN al cuidar los intereses de sus «amigos» de la Cámara de Comercio y no de los vendedores históricos

321
0

La concejala independiente Marcia Muñoz Kochifas, manifestó su absoluto rechazo, al planteamiento y juicios del ex presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Montt, Carlos Stange en relación a la situación que enfrenta a esta entidad con los vendedores “históricos y estacionados” y el municipio.

A su vez, criticó la postura de su colega, el concejal RN Fernando Orellana, quien señaló que la decisión del Concejo Municipal (7 votos a favor, un voto con contra y una abstención) es “básica”. “El señor Orellana debe decidir si es representante de la comunidad ante el Concejo o es un representante del comercio o de sí mismo en esta instancia colegiada, en tanto, desde que lo conozco sólo se ha dedicado a defender los intereses de los empresarios, lo que podría resultar plausible, pero no se condice con su rol de autoridad comunal”.

Muñoz Kochifas, aclaró que es conveniente que la comunidad sepa que el señor Orellana es socio o integrante de la Cámara de Comercio, de hecho hace pocos días renunció a su directorio, y si no lo fuere es vocero de los intereses personales del presidente de este organismo, Carlos Stange, “en tanto tengo absoluta convicción que la postura desafiante ante el Municipio y el Concejo del presidente de este organismo, no representa a todo el gremio”.

Aclaró que el comercio local establecido tiene legítimo derecho a reclamar por sus derechos, pero, sin consideraciones políticas, como las que parecen representar los señores Stange y Orellana que no procuran por soluciones sociales consensuadas sino que prefieren  posturas unilaterales, autoritarias y de abierto desafío a la autoridad comunal para velar por los intereses colectivos, NO INDIVIDUALES, como parece creer el presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Montt y el concejal aludido.

“El señor Stange, consecuencia de la prórroga de la Ordenanza que permite a la Municipalidad el aplazamiento  de la ubicación actual de los vendedores ambulantes, intenta obligar al Municipio a congelar el pago de sus obligaciones.  Si bien, es el alcalde quien debe responder a esta falta d erespeto a la autoridad comunal y al Concejo, el presidente del Comercio local, -de notable trayectoria-, borra con su percepción acomodaticia, sesgada y virtualmente inhumana, la historia de servicio de este gremio, al que conozco por décadas, desde su surgimiento en el barrio Cayenel, época en que sí había vocación por el emprendimiento y el servicio; y así creció nuestra ciudad, con dirigentes del Comercio establecido  de alma digna colectiva, conciliadora, jamás casi dictatorial como ahora nos presenta el señor Stange: “Están conmigo o sin mi”…, Maquiavélica forma de ver el destino de una ciudad y la de su gente: El fin justifica los medios o futuro político a costa de la imagen de sus asociados.

En tanto, atendido sus dichos (expresados en la edición del 3 de junio de 2019, diario El Llanquihue), el concejal Orellana, debiera reformular su posición como supuesto representante  de una parte de la ciudadanía. Sepa la comunidad que él representa su negocio, su asociación respecto a intereses gremiales y económicos con el señor Stange, en tanto, las declaraciones de ambos no creo se identifican con el comercio tradicional de nuestra ciudad, con su espíritu de siempre.

«Es más, el señor Orellana, que dice cuidar los intereses del  Municipio, ha participado de giras al exterior para “vender” la ciudad ante el turismo internacional, con costas no particulares, sino que fiscales. Resulta, por tanto, incongruente, que como autoridad comunal diga al turismo foráneo las inigualables condiciones de esta ciudad, incluyendo a su comercio ambulante; y por otra, defenestre lo mismo a nivel local. Él puede tener opinión libre, pero su obligación como concejal es velar por el bien común, no por el interés particular que lo involucra, tanto como al señor Stange», argumentó la concejala.

«La posición que expresó está limitada sólo a los dichos peyorativos, extemporáneos, asociales y de perfil dictatorial de los personeros antes señalados. Lo que no es la misma opinión respecto al comercio y comerciantes en general, con quienes como comunicadora social, he convivido por décadas con el decoro  y respeto mutuo, que estos personajes hoy manifiestan; la intolerancia a una decisión municipal, desafío insolente y arrogancia», enfatizó.

«El Señor Orellana debería sentirse cómodo en su posición de “presidente de la comisión de turismo” del concejo municipal  así  puede mostrar una imagen de Puerto Montt a tono con el comercio ambulante reubicado, todos en un mismo lugar y digno (proyecto que en los prox. días se nos presentara tal como se nos indicó en la voz  del alcalde Gervoy Paredes en la última reunión de concejo” pasado martes 11  y  satisfecho además, de haberse hecho justicia por ellos y sus familias desde este municipio y de no continuar  itinerando  por las calles buscando un lugar donde ubicarse, sin esconderse o arrancar ante las fiscalizaciones», concluyó la reconocida locutora radial.

SHARE
Comentarios